Módulo 3

APOYO EXITOSO ENTRE PARES

CÓMO PLANIFICAR Y REALIZAR CON ÉXITO ACTIVIDADES DE APOYO ENTRE IGUALES. DESARROLLAR UNA RED EN LA COMUNIDAD.

Las mujeres migrantes están expuestas a mayor riesgo cuando toman la decisión de emigrar a un país completamente diferente y tienen que enfrentarse a un nuevo proceso de integración.

 

Por ello, es necesario el apoyo de redes formales e institucionales para ayudar a estas mujeres en su proceso de integración.

 

Este módulo ofrece información sobre cómo planificar con éxito actividades de apoyo a las mujeres migrantes. Este módulo será muy útil para ayudar a las mujeres a crear una red de apoyo dentro de su comunidad.

 

Nuestro objetivo es ayudar a reforzar este concepto y proporcionar referencias útiles.

  • Familiarizarse con la planificación de actividades entre pares/iguales.

  • Conocer las diferentes partes en las que se divide la planificación.

  • Descubre el papel de los mentores, los usuarios y las asociaciones.

  • Define en términos generales cómo funciona el e-learning.

El tiempo aproximado de lectura del módulo, sin tener en cuenta los recursos sugeridos y las lecturas complementarias, es de unas 3 horas.

 

La persona que se adentre en este módulo no necesita tener ningún conocimiento o habilidad particular. Lo que sí necesitará será un ordenador con conexión a Internet, una hoja de papel y un bolígrafo para tomar notas. Además, es aconsejable que la persona conozca el material de referencia y profundice en la información proporcionada.

 

Contenido

Este programa se ha desarrollado para proporcionar el marco potencial para la planificación de actividades de apoyo entre iguales. La formación en la planificación de actividades ayuda a identificar y abordar de forma proactiva los posibles obstáculos, a desarrollar estrategias de afrontamiento, a aprender técnicas para implementar o reforzar las actividades y a comprender los beneficios generales de un programa exitoso. El diseño de la actividad de apoyo entre iguales implica contratación, formación, programación y supervisión de un grupo de personas cuya función principal es apoyar a otros de forma individual o en grupo.Peer support activity design involves recruiting, training, scheduling and supervising a group of people whose primary role is to support others individually or as a group.

Según la Comisión de Salud Mental de Canadá (2016), el apoyo entre pares es una relación de apoyo entre personas que tienen experiencias vividas en común. Conectar con otra persona que ha vivido con problemas similares, o que quizás todavía lo hace, puede ser un vínculo vital para alguien que lucha.

El apoyo entre iguales proporciona una relación mutua de uno a uno entre personas, unas más experimentadas y otras menos experimentadas, esto con el propósito de desarrollarse personal y profesionalmente. No todo el mundo tiene las cualidades necesarias para ser un mentor en un grupo de apoyo entre iguales. Un buen mentor muestra empatía, escucha y comunica, es directo, honesto, ético y digno de confianza.

                                 Figura 1: Tener un mentor en un grupo de apoyo entre iguales tiene muchas ventajas

 

El apoyo entre iguales puede mejorar el desarrollo personal y proporcionar información relevante que no puede obtenerse de ninguna otra manera. Los compañeros mentores suelen proporcionar información sobre los sistemas de apoyo locales. El apoyo entre iguales también proporciona una forma de abordar problemas personales y complejos. Es eficaz para llegar, educar y apoyar a las personas más vulnerables.

El apoyo entre iguales puede promover el orgullo, la satisfacción y la continuidad de la tutoría. Las actividades entre iguales ofrecen a las personas vulnerables la oportunidad de devolver algo a su comunidad, desarrollar un sentido de propósito y un mayor sentido de identidad.

Por último, las actividades de apoyo entre iguales también benefician a las organizaciones y a la comunidad. El público puede formar una imagen más positiva de las mujeres migrantes que viven de forma independiente y aumentar su interacción con ellas.

Existen varios tipos de programas, aquí hay algunos ejemplos:

  • Espacios de encuentro: Un espacio de encuentro es una forma casual, sin compromiso, de participar en una variedad de experiencias que te permiten encontrar conexión y apoyo al procesar pensamientos y sentimientos, obtener consejos y comentarios de tus compañeros.
  • Grupos de apoyo entre iguales: Una reunión periódica en la que personas comparten entre sí sus experiencias vividas, sus luchas y sus retos. El grupo se reúne regular y normalmente estas interacciones son supervisadas por un facilitador de apoyo entre iguales capacitado.
  • Programas de desarrollo de habilidades: Los programas de desarrollo de habilidades tienen como objetivo reconocer el déficit de habilidades de las personas. Proporcionándoles la orientación y la formación adecuada en habilidades (transferibles a su vida cotidiana y a su contexto), se anima a las personas a mejorar sus vidas y/o a alcanzar sus ambiciones.

Para este módulo, hemos considerado el apoyo en línea. Esto es beneficioso porque utiliza la tecnología para conectar a los participantes. Puede ofrecer apoyo de forma anónima y sin prejuicios, puede ser público (abierto a todos los usuarios) o privado, y puede ofrecerse a través de un foro de debate, un chat, un correo electrónico o reuniones en directo.

Figura 2: Gráfico extraído de la caja de herramientas "Developing peer support in the community"

A la hora de planificar las actividades entre iguales, es esencial orientar a la gente a usar herramientas en línea para que los usuarios tengan éxito y obtengan lo que necesitan de este modelo. Elige una plataforma de fácil acceso. Considera la posibilidad de que un moderador supervise el uso por razones de seguridad. Ofrece soporte técnico continuo. Considera la posibilidad de utilizar más de una plataforma para la conectividad. Proporciona directrices para ayudar a los usuarios del grupo de apoyo entre iguales en línea. Proporciona formación y directrices claras a los mentores que prestan apoyo en línea a los compañeros.

Figura 3: Ejemplo de grupo de apoyo entre iguales en línea

Un programa de apoyo entre iguales que tiene éxito es aquel que evoluciona con el tiempo para satisfacer las necesidades sociales y emocionales de sus usuarios. La mejor manera de saber si tu programa está marcando la diferencia y está satisfaciendo las necesidades de estos es evaluarlo regularmente.

Tanto si se planea desarrollar un programa de apoyo entre iguales partiendo desde cero como si se adapta un programa ya existente, un programa eficaz y sostenible requiere una cuidadosa organización, protocolos claramente descritos, un proceso apropiado para reclutar y seleccionar a los compañeros de apoyo, y una formación adecuada antes de ponerlos a trabajar.

A la hora de poner en marcha un programa de apoyo entre iguales, hay que pensar en el tipo de apoyo que necesitan las personas y en cómo sus programas pueden satisfacer esas necesidades. Para ello, hay que tener en cuenta las necesidades y los puntos fuertes de la organización, el grupo objetivo al que se quiere dirigir, los compañeros de apoyo/mentores y sus necesidades de apoyo, así como las ideas que se tienen sobre cómo podría ser el apoyo entre iguales en tu comunidad.

La puesta en marcha o el refuerzo de las actividades de apoyo entre iguales suele pasar por cuatro fases, que incluyen:

  1. Preparación colaborativa y organizativa: por ejemplo, evaluar las necesidades, obtener el consentimiento de las partes interesadas y asegurar los recursos.

  2. Desarrollo de actividades: planificación de las actividades de apoyo entre iguales, desarrollo de protocolos y contratación y formación de mentores.

  3. Ejecución de la actividad: llegar a los posibles usuarios del programa e involucrarlos. Una vez puesto en marcha el grupo de apoyo, supervisar y apoyar a los mentores.

  4. Evaluación de las actividades - Documentar el proceso e identificar indicadores y herramientas para evaluar los resultados y el impacto.

                                                        Figura 4. Cuatro fases de desarrollo y gestión de programas

 

Una vez que la actividad de apoyo entre iguales está en marcha, no es raro que las cosas no salgan como estaban previstas. El éxito de una actividad requiere una buena gestión y la resolución continua de problemas. Esta parte se centra en la resolución de problemas relacionados con los mentores y los participantes. Dentro de este apartado, podrás encontrar consejos y herramientas para gestionar la retención y la rotación de los mentores, adoptar un enfoque constructivo del apoyo entre iguales para llegar a los participantes del programa e implicarlos.

Una evaluación cuidadosamente diseñada e implementada puede ayudar a fortalecer y mantener las actividades de apoyo entre iguales. En función de sus objetivos, los distintos métodos pueden ayudarle a abordar los retos cotidianos, a comprender cómo se presta el apoyo entre iguales y también a conocer y demostrar el impacto del programa.

                                                            Figure 6: Example of a support group evaluation form 

 

Algunas organizaciones cuentan con coordinadores voluntarios que incluso participan en programas de apoyo para mentores de grupos de apoyo entre iguales.

Las responsabilidades del Coordinador de un Programa de Apoyo entre Iguales para Mentores son muchas. Estas incluyen el reclutamiento de mentores y la formación de mentores. El coordinador de mentores es responsable de establecer y supervisar a estos cuando trabajan con usuarios y realizar una evaluación del programa. Por último, es responsable de apoyar y reconocer a los mentores/voluntarios.

Esto significa que los usuarios que quieren participar en el programa de apoyo entre iguales trabajan en la fijación de objetivos y la planificación. Una vez que el usuario ha tenido la oportunidad de conocer el programa de tutoría/apoyo entre iguales y ha tomado la decisión de participar, se le remite al coordinador de voluntarios para que le asignen un mentor.

Un programa de apoyo entre iguales adaptado tiene más probabilidades de éxito si mantiene un marco establecido, ahora si se modifican los componentes del programa para adaptarlo a la población destinataria, se aumenta la competencia cultural y se abordan las necesidades de la comunidad.  En general, las diferentes directrices de adaptación tienen los siguientes pasos en común:  

                                                                                      Figura 6. Marco de adaptación

 

Cuando se adapta un programa existente, la clave es cambiar o revisar continuamente los enfoques en función de las necesidades y características de los participantes y entornos del programa. La Mejora Continua de la Calidad (MCC) se aplica a todos los programas de apoyo entre iguales, tanto si se construyen desde cero como si se adapta un modelo existente. 

No hay un solo ingrediente que sea necesario o que garantice el éxito, pero estos componentes suelen hacer que los programas de apoyo entre iguales tengan éxito. 

  • Mantener un contacto frecuente (apoyo a largo plazo y continuo). 
  • Ayudar a desarrollar habilidades de resolución de problemas, de toma de decisiones y de afrontamiento. 
  • Tenga en cuenta las características individuales, sociales y culturales del usuario. 
  • Considerar los derechos individuales, la privacidad y los límites del papel de los compañeros de apoyo.

En este capítulo, se brindó información histórica y se dio una visión general de las ideas más extendidas sobre la importancia del apoyo entre iguales y su aplicación. Se trata de la planificación de las actividades de apoyo entre iguales, su desarrollo y su posterior evaluación. Te recomendamos que consultes con frecuencia la información que contiene éste curso, ya que será relevante para tu formación sobre este tema, o que conserves esta guía como recurso para otras actividades.

Al final de este módulo serás capaz de:

 

  • planificar una actividad entre iguales 
  • reconocer las diferentes partes en que se divide la planificación.
  • interpretar las funciones de los mentores, los usuarios y las asociaciones.
  • reconocer cómo funciona el aprendizaje electrónico.

 

Autoevaluación